viernes, 13 de septiembre de 2013

Olivo / Aceite de oliva: Historia y Mitología

Aceite de oliva - el troblogdita - el gastrónomo - Mediterráneo


Han pasado casi seis mil años desde que el hombre empezara a utilizar el acebuche u olivo salvaje y “lo domesticara” para su cultivo, dando origen al olivo actual en la zona de Asia Menor, hoy Turquía.

La geografía original del aceite de oliva se circunscribe al Mediterráneo, de Norte a Sur, de Este a Oeste es un rasgo común a todos sus pueblos, (exceptuando asirios y babilonios), y todas sus épocas: “Allá donde el olivo no crece, termina el Mediterráneo”.

Chipre y Creta son las dos piezas claves para sus diferentes expansiones, hacia Anatolia y Egipto respectivamente. Los fenicios fueron los primeros que lo empezaron a exportar y a expandir tal cual lo conocemos hoy en XVI a.C.

El olivo fue el germen de Atenas, según la mitología griega. Cuenta ésta que Poseidón (Neptuno) y Atenea se disputaban cual de los dos daría nombre a la ciudad, y atendiendo al oráculo mediador, el nombre lo daría aquel que creara aquello que fuera de mayor utilidad para el ser humano. Neptuno golpeó la tierra con su tridente y creó al caballo. Atenea golpeó el suelo con su lanza y nació el olivo resultando ganadora de la contienda.

Los romanos hicieron de la Bética su principal despensa aceitera y ya en la Edad Moderna, España, Italia y Grecia se impusieron como los principales productores de olivos/aceitunas/aceite de oliva. Según el Archivo de Indias, todo barco que zarpase para el Nuevo Mundo debía portar cepellones de olivos y vides para producir aceite y vino en Ultramar.

Ya en tiempos de la Unión Europea, es decir, finales del S.XX hasta hoy, España e Italia son los mayores productores de aceite de oliva, destacando que a la hora de posicionarse dentro del espectro del mercado y someterse a las reglas de la UE, Italia, en su afán de competir con España y quedar bien parada en el reparto de márgenes de producción y ventas, y subvenciones, “plantó” hectáreas de olivos de plástico para que entraran dentro del “censo” que se elaboraba desde avionetas que sobrevolaban los campos de cultivo.

Hoy en día el olivo, y por extensión el aceite de oliva se produce, (en menor medida y con diferentes calidades), desde Argentina a California, hasta Australia pasando por China.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada