jueves, 5 de septiembre de 2013

Sobre la Coca-Cola...

COCA-COLA - EL TROBLOGDITA - EL FANCINE - EL GASTRÓNOMO - ÁLVAROGP - CHÉ BEBIENDO COCA-COLA
El Che bebiendo Coca-Cola - el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP
Hablar de Coca-Cola supone hablar de la marca por excelencia, la más conocida y reconocida en toda la historia de las marcas. Amada y odiada casi por igual; icono del Capitalismo y ariete contra sistemas autoritarios, por una parte; embrión imperialista por otra. Me quedo con la primera, por occidental y por capitalista.

Claro que, si por un lado tenemos en cuenta la propaganda política contraria a la marca de indigenistas, comunistas (monta tanto, tanto monta), y musulmanes y por otro lado tenemos la foto del Che bebiendo Coca-Cola… Entendemos que hay discursos que no se sostienen.

COCA-COLA - EVOLUCIÓN DE LA BOTELLA - EL TROBLOGDITA - EL FANCINE - EL GASTRÓNOMO - ÁLVAROGP
Evolución de la botella de Coca-Cola
el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP

La historia de la Coca-Cola tiene tantas anécdotas como años ha cumplido, nada menos que 128, pues data de 1885, año en que nació como fármaco, creado por John Pemberton, en el estado de Atlanta, Estados Unidos. Su salto a la fama lo debe a la maquinaria de publicidad tras cambiar de manos la marca y ser asumida por Asa Griggs, quien la dio a conocer en los Estados Unidos y la popularizó e internacionalizó.

Existen tantos tópicos que podría explotar para hablar de la Coca-Cola

Por ejemplo: el logotipo que hoy conocemos es el mismo que ideó Pemberton, cosa rara que no haya cambiado un ápice en toda su historia.

Otro ejemplo: la famosa leyenda sobre cómo se guarda el secreto de su formula.

Uno más: la controvertida historia del origen de Santa Claus, del que conocemos hoy en día…

Pero prefiero hablar de su historia, no tanto de los tópicos. Para ello seleccionare la Segunda Guerra Mundial y los años previos y posteriores, pues sería justo en este periodo cuando se consolidaría la marca a nivel internacional.


Coca- Cola en los JJOO de Berlín el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP
Coca-Cola en los JJOO de Berlín
el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP

En los años previos, cabe destacar, a modo de curiosidad, el patrocinio de los Juegos Olímpicos de Berlín, (1936), tal cual se hace hoy en día, sentando las bases del mecenazgo de las marcas para citas internacionales y multitudinarias.

Durante la propia guerra, lo más asombroso fue el papel destacado de la Coca-Cola: por iniciativa de sus propietarios, se decidió que ningún soldado estadounidense echaría en falta el sabor de la bebida, de modo que siempre pudiera sentirse en casa sin importar el frente en que luchara.


Coca-Cola en la Segunda Guerra Mundial - el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP
Coca-Cola en la Segunda Guerra Mundial
el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP

Con este fin, los camiones de Coca-Cola gozaban de plena libertad para moverse entre líneas, una libertad solo igualada por las ambulancias, pero ¡ojo!, no solo las líneas aliadas, porque muchas veces, el primer avance aliado lo hacían los camiones de la empresa, llegando a los hogares de los territorios ocupados para dar una avanzadilla del sabor a Democracia, minando las mismísimas campañas de propaganda anticapitalista de Goebbels, el Rubalcaba de la época.

Y llegamos a la postguerra, y con esta, la Guerra Fría, en la que la Coca-Cola reforzaría su presencia en Europa, a modo, una vez más, de icono de la Libertad. Y soy incapaz, absolutamente incapaz, de dejar pasar la referencia a la maravillosa comedia de Billy Wilder: Uno, dos, tres que se desarrolla en el Berlín que dividía Europa en dos. Película que gira en torno a una fábrica de Coca-Cola sita en la ciudad y las peripecias de Macnamara, su Jefe de Ventas, que ansia ser trasladado a Londres. La película ilustra sin igual la lucha por expandir el producto y la resistencia de un muchacho comunista, del Berlín oriental, por motivo de faldas, que servirá de radiografía de la Guerra Fría en la que Occidente, la Libertad y la Democracia sostuvieron un pulso contra la tiranía comunista de la Unión Soviética.

Coca-Cola - Uno, dos, tres - Billy Wilder - el fancine - el gastrónomo - el troblogdita - ÁlvaroGP
Uno, dos, tres - Billy Wilder
en el fancine

el troblogdita - el gastrónomo
ÁlvaroGP


Enlace a mi crítica de la película Uno, dos, tres de Billy Wilder en El fancine



Coca-Cola - Publicidad - Advertising - Add - Branding - el fancine - el gastrónomo - el troblogdita - ÁlvaroGP
Coca-Cola es la marca por excelencia para la publicidad
el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP

Coca-Cola - España - Mundial 82 - el fancine - el gastrónomo - el troblogdita - ÁlvaroGP
Botella de Coca-Cola en el Mundial 82
el troblogdita - el gastrónomo - ÁlvaroGP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada